Ir al contenido principal

UNA EXTRAORDINARIA ERUPCIÓN SOLAR, CAPTADA DESDE BEGUES

Una extraordinaria erupción solar (flare clase M del grupo 12151) captada por José Manteca desde el Observatorio de Begues el pasado domingo 24 de agosto de 2014 entre las 14,15 y las 14,40 h (12,15 y las 12,40 h TUC). 
La imagen animada es obra de Ramón Hartopp-Sancho.

Bajo la misma se muestra la serie individual de las cinco imágenes individuales de dicho fenómeno captadas por José Manteca. Bajo la última imagen, descripción del fenómeno.

Abajo de tod, imagen del Sol del día 23 de agosto. 







Imagen del 23 de agosto captada por José Manteca desde Begues

SUMXM5 Serial Number: 119 Issue Time: 2014 Aug 24 1256 UTC SUMMARY: X-ray Event exceeded M5 Begin Time: 2014 Aug 24 1200 UTC Maximum Time: 2014 Aug 24 1217 UTC End Time: 2014 Aug 24 1225 UTC X-ray Class: M5.9 Optical Class: 2b Location: S07E77 NOAA Scale: R2 - Moderate Comment: Impulsive M5/2b flare from new Region 2151 near the SE limb. Type II (593 km/s) and Tenflare (409 sfu) radio emissions associated with this event. Potential Impacts: Area of impact centered primarily on sub-solar point on the sunlit side of Earth. Radio - Limited blackout of HF (high frequency) radio communication for tens of minutes.

De Wikipedia:
Una erupción solar es una violenta explosión en la fotósfera del Sol con una energía equivalente a decenas de millones de bombas de hidrógeno, de hasta 6 × 1025 Julios. Las erupciones solares tienen lugar en la corona solar y la cromosfera, calentandoplasma a decenas de millones de grados kelvin y acelerando los electronesprotones e iones más pesados resultantes a velocidades cercanas a la de la luz. Producen radiación electromagnética en todas laslongitudes de onda del espectro electromagnético, desde largas ondas de radio a los más cortos rayos gamma. La mayoría de las erupciones suceden alrededor de manchas solares, donde emergen intensos campos magnéticos de la superficie del Sol hacia la corona. La eficiencia energética asociada con las erupciones solares podría tardar horas o días en acumularse, pero la mayoría de las erupciones tardan sólo unos minutos en liberar su energía.[1]
Las erupciones solares se observaron por primera vez en el Sol en 1859. Se han observado erupciones estelares en otras estrellas.
La frecuencia de estos sucesos varía, de varios al día cuando el Sol está particularmente "activo" a menos de una semanal cuando está "tranquilo". La actividad solar varía en un ciclo de 11 años (el ciclo solar). En la cúspide del ciclo suele haber más manchas en el Sol, y por tanto más erupciones solares.


Comentarios

Entradas populares de este blog

UNA EXCELENTE IMAGEN DESDE HADLOW DE LA ESTACIÓN ESPACIAL

Ramón Hartopp-Sancho ha podido obtener esta foto extraordinaria del paso sobre Hadlow (Kent, Reino Unido) de la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) durante la madrugada del 1 de agosto de 2014 a las 02:18 horas TUC (03:18 h oficial del Reino Unido), con una cámara Canon EOS  EOS 600D D-SLR, con una sensibilidad de ASA 400 y una velocidad de 1.200 segundos, sin trípode, usando una lente de 300 mm con un Duplicador 2 X. Luego, fue retocaca con PICASA 3 y Paint Shop Pro 8.

Vistas de Júpiter, captadas desde Barcelona

Unas extraordinarias imágenes de Júpiter, en las que se contempla con sumo detalle sus diferentes bandas, captadas por Carles Tudela desde Barcelona el pasado sábado 8 de abril (la primera) el martes 18 de abril (la segunda), el martes 4 de abril, el martes 29 de marzo y el viernes 17 de marzo de 2017

Semana de la Ciencia 2017: ¡Vive la Ciencia!, en Cal Ganxo

El domingo 19 de noviembre de 2017 fue una mañana llena de actividades en Cal Ganxo con motivo de la Semana de la Ciencia, organizada por el Ayuntamiento, por sus departamentos de Universidades y Medio Ambiente, y con el apoyo de la Agrupación Astronómica muchas de ellas: cohetes de agua, planetario digital, anillamiento de pájaros, observación solar... Un dia para disfrutar de la ciencia
Lanzamiento cohetes de Agua, por Antonio Bernal















Observación del Astro Rey con un telescopio solar, por Carles Schnabel